Boletín de docencia Número 1-2022: Educación y Trabajo
abril 01, 2022

La pandemia ha relevado en una forma extraordinaria la importancia de lo que el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) estableció a fines del siglo XX como los cuatro pilares del Desarrollo Humano: Salud, Educación, Trabajo y Vivienda. La interrelación de los cuatro pilares es cada vez más evidente y es en este marco que hemos dedicado el presente Boletín al tema del trabajo y algunas de las diversas dimensiones que pueden abordarse en esta época.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) cumplió 100 años de vida en el año 2019, poco antes de la pandemia. La Organización ha estudiado siempre el tema del trabajo, pero desde los 90’s había debido hacer un esfuerzo especial para enfrentar la globalización, la automatización y la inteligencia artificial, el cambio climático, las migraciones masivas y otros fenómenos que han ido modificando para los seres humanos el en qué y con quién trabajar, agregando respuestas también al cómo, cuándo y dónde.  Es así como convocó a una Comisión Mundial sobre el futuro del Trabajo que generó entre 2017 y 2019 un informe sobre el trabajo actual y futuro titulado Trabajar para un futuro más prometedor”.

Según relato de los propios expertos, el título del Informe fue objeto de reflexión, porque no podían comprometer un trabajo mejor, pero sí acordaron que el futuro podría ser más prometedor si se toman a tiempo las medidas que es necesario tomar. El Informe se refiere a que ´nuevas fuerzas están transformando el mundo del trabajo´ y que ´las transiciones implicadas en esta evolución piden que se tomen medidas enérgicas´ para poder aprovechar ´innumerables oportunidades para mejorar la calidad de vida de los trabajadores, ampliar las opciones disponibles, cerrar la brecha de género, revertir los estragos causados por las desigualdades a nivel mundial y mucho más. Sin embargo, nada de ello ocurrirá por sí mismo…”.

El informe de OIT está a disposición en este Boletín y también lo están “El futuro del trabajo después del COVID-19” del McKinsey Global Institute (EEUU), y un diálogo que se titula “Grabbing hold of the new future of work” (“Aprovechar el nuevo futuro del trabajo”) en el cual tres expertos conversan sobre el talento humano en base a este Informe.

Hemos incluido dos artículos muy relacionados con la preparación de los estudiantes para el trabajo, como es el caso de un artículo del Proyecto de las Competencias para el Futuro (proyecto S4F) del CIPES de Portugal que identifica la adaptabilidad a la base de la preparación de un nuevo tipo de graduado y de un artículo sobre las universidades del Medio Oriente y el Norte de África que se centran en que “las universidades deben preparar a sus estudiantes para el lugar de trabajo y no solamente para la graduación”. 

A nivel institucional, agregamos un artículo sobre lo que la autora considera la crisis de las universidades de Canadá refiriéndose a una preparación deficiente de grupos de estudiantes, problemas de falta de equidad e inclusión, presupuestos restringidos y falta de capacidad de innovación.

Desde el equipo editor, les deseamos un año 2022 lleno de éxitos y alegrías, y que los meses venideros nos permitan recoger lo aprendido en estos tiempos complejos.