En busca de igualdad de oportunidades en el ingreso a las IES

31 de agosto de 2020 - 19:08 hrs.


Unidad de Docencia de AEQUALIS realizó conversatorio virtual con el propósito de generar mecanismos para enfrentar con éxito la nueva ley y generar mayor equidad.

Cómo enfrentar la nueva prueba de admisión y de qué manera pueden todos los involucrados colaborar para hacer mejor y más equitativo este proceso, son algunos de los desafíos que enfrentan hoy las autoridades educacionales del país. Así lo manifestó Magdalena Vicuña, representante de la Subsecretaría de Educación Superior en el seminario “Desafíos de acceso y admisión a la educación superior” realizado en línea por la Unidad de Docencia del Foro AEQUALIS. Es necesario, dijo, evitar que las políticas públicas se afecten por las desigualdades impuestas por la pandemia que vivimos y que para ello la Subsecretaría se está preparando en distintos frentes.

También mencionó que este año por primera vez el sistema de acceso incluye al sector técnico profesional y que la idea es dar mayor información a los jóvenes respecto de la oferta académica total que pueden encontrar en el país. Es por ello que el nuevo sistema de acceso cuenta con la participación, por ley, de un comité técnico para cada subsistema, integrado por rectores de universidades de centros de formación técnica y de institutos profesionales, incluyendo el subsistema técnico regional. Sin embargo, aclaró que debe considerarse que entre estos dos sistemas hay una diferencia importante que radica en que mientras el universitario es selectivo, el técnico profesional no lo es, siendo necesario buscar la forma de que ambos puedan convivir.

Justicia e igualdad

Respecto de la equidad, Magdalena Vicuña explicó que se trata de un concepto asociado con la justicia y también con la igualdad de oportunidades y que en el área técnico profesional el sistema de acceso busca dar condiciones de equidad, concentrando la información y buscando alternativas que reconozcan aspectos como la educación informal y la experiencia laboral como atributos diferenciadores.

En síntesis, explicó que, a nivel universitario, el nuevo sistema de acceso busca dar condiciones de equidad a través de diversos mecanismos. Uno es con pruebas de admisión que consideren los contenidos de séptimo básico a segundo medio y que se enfoquen a competencias y la medición de un desempeño futuro. Otras posibles medidas son disminuir la ponderación de las pruebas e incrementar las vías especiales de admisión y considerar a los alumnos ubicados en el 10% superior de cada establecimiento educacional, independientemente del puntaje que obtengan.

Otro de los participantes en este seminario fue Cristián Infante, rector del Colegio Marista Marcelino Champagnat de La Pintana, quien partió agradeciendo que AEQUALIS haya invitado a colegios a este encuentro, agregando que la pandemia puso sobre la mesa una inequidad profunda que debe abordarse y que, en este sentido, la ley presenta un importante avance al establecer una plataforma única de acceso.

Refiriéndose a la calidad de la educción escolar, Infante mencionó que es necesario recordar que, más allá de la calidad del establecimiento, hay un componente cultural y de condiciones familiares que es determinante en el resultado que obtienen los alumnos. También cuestionó la relevancia del NEM, indicando que este “lo único que produce es un incentivo en los colegios para aumentar artificialmente las notas y eso afecta a los alumnos de los establecimientos más exigentes. A su juicio, se debería equiparar las pruebas y disminuir esos sesgos, poniendo fin a la inequidad estructural con una ponderación diferente”.

Acompañamiento

Por su parte, Mauricio Ruiz-Tagle, director de Estudios de Pregrado de la Universidad Austral de Chile, planteó que en esta institución se han dado cuenta de la importancia que tiene “acompañar a los alumnos antes de primer año de universidad, acercarnos a los colegios y buscar los mejores talentos. Y una vez que entran, seguirlos en los desafíos. Estos alumnos muestran mejores resultados y menor deserción”.

Su planteamiento es que no sólo hay que preocuparse de la docencia, sino que también del contexto. “Si a un estudiante le va mal en la evaluación, probablemente no es solo porque no había estudiado, sino que tenemos que hacernos cargo respecto de nuestro proceso formativo y docente y como finalmente eso aterriza y decanta en estructuras normativas internas de las universidades en procesos de autoevaluación en la generación de indicadores”.

La equidad en el acceso, explicó, tiene componentes que van antes y después del ingreso. “Participamos del proceso previo y también del acompañamiento posterior. Los resultados que obtenemos han sido muy satisfactorios y esto ocurre no sólo con nosotros sino con todas las universidades que participan de esta iniciativa. Con la puesta en marcha del nuevo sistema de acceso, hemos encontrado como Universidad Austral, y en general entiendo que le ha ocurrido a la mayoría la universidades, una oportunidad para aumentar estas iniciativas y mejorarlas.”

Finalmente se refirió a que la pandemia también ha tenido consecuencias buenas ya que “nos ha permitido mirarnos y revisar lo que estamos haciendo. Por ejemplo, el tema de la evaluación. No podemos seguir igual con clases no presenciales. Hay que ver qué significa evaluar, qué evaluamos, cómo evaluamos. Ahí empiezan a funcionar las estructuras de gestión curricular y aprendizaje que tienen las universidades y es cuando cobra mayor relevancia nuestro mecanismo de aseguramiento de la calidad e Innovación curricular.

Al finalizar el encuentro, el presidente de AEQUALIS, Dr. Iván Navaro Abarzúa, destacó la importante convocatoria que generó este conversatorio y recordó que esta es una de las tantas actividades con que el Foro está conmemorando sus diez años de vida.

VER VIDEO