Raúl Figueroa, ministro de Educación dicta clase magistral en XXXI aniversario de la Uandes

08 de septiembre de 2020 - 21:48 hrs.


El secretario de Estado participó en el XXXI aniversario de la Universidad de los Andes e invitó a la casa de estudios superiores a liderar los cambios que se produzcan en el contexto de la pandemia, desafío aceptado por el rector.

La ceremonia fue transmitida vía online y la encabezó su rector José Antonio Guzmán, quien destacó la labor realizada por la universidad en estos XXXI años de vida, y agradeció a los integrantes de la comunidad, compuesta por profesores, estudiantes y personal universitario, dedicando especial reconocimiento a quienes se desempeñan en el área de la salud de las dependencias de la institución.

Posteriormente se entregaron distinciones a los asesores universitarios y a quienes cumplen 20 años de labor en la Universidad de los Andes para, posteriormente, dar paso a la intervención del ministro de Educación Raúl Figueroa.

El secretario de estado dictó la conferencia “Educación y pandemia: liderar e innovar” y en ella manifestó que  “Una de las consecuencias más evidentes del COVID-19, en materia educacional, dice relación con que las brechas de aprendizaje que queremos combatir, lamentablemente se van a profundizar, que la deserción escolar va a aumentar y que las posibilidades de un desarrollo integral, que para algunas familias se da fundamentalmente en la escuela, va quedando cada vez más atrás”.

Repasó el sentido de urgencia que puso el coronavirus a las políticas públicas y la oportunidad que se abre con él. “Lo que impone esta pandemia se podría sintetizar en una sola gran posibilidad, que es la capacidad de adecuarse con velocidad a escenarios totalmente distintos. Y ese es, por un lado, el problema que tenemos que enfrentar y es también la tremenda oportunidad que esta crisis nos muestra”.

En su intervención también destacó la trasformación que tuvo la Educación Superior a distancia, y enfatizó que, por ningún motivo, debiera sustituir lo que es una educación tradicional.

“Sería un error pretender que la formación presencial puede ser reemplazada en su totalidad por los mecanismos online. Tenemos que saber cuáles son esos provechos, pero debemos también tener claro que el sello central de un proyecto educativo es mucho más que la mera oferta académica del curso. El alma de las instituciones está además reflejada en sus equipos, en sus interrelaciones personales, y hay que saber aprovecharlo y potenciarlo”, expresó.

Figueroa añadió, que la pandemia presentó para un conjunto de universidades una perspectiva única de mostrar con fuerza que son instituciones modernas con enormes posibilidades para marcar el camino hacia el futuro. Y formuló una invitación a la comunidad UANDES a “tomar la decisión de guiar los cambios (…) y de pasar a ser, como lo han hecho ya desde hace mucho tiempo, un aporte concreto al desarrollo de nuestro país”.

El rector Juan Antonio Guzmán aceptó la invitación y asumió el desafío que le plantearon las palabras del ministro. Recordó la incertidumbre vivida en los primeros meses del año y la preocupación que primaba en ese entonces. “Gracias a Dios y al esfuerzo de todos, hasta ahora hemos podido cumplir con nuestras obligaciones en forma muy razonable. Profesores y estudiantes trabajaron intensamente durante el primer semestre y ahora enfrentan el segundo con más tranquilidad”, indicó.

Afirmó que, pese a que la Universidad no volverá a ser la misma en muchos sentidos, su esencia no puede cambiar en tres aspectos centrales, que son la identidad, el punto de encuentro y el compromiso con la sociedad.