Mónica Jiménez de la Jara

29 de agosto de 2020 - 16:51 hrs.


“Soñamos, entre muchos otros sueños, con mejorar la calidad de los aprendizajes de los estudiantes, soñamos con lograr un aumento sustantivo de la cobertura de la educación superior, soñamos con dignificar la formación técnico-profesional, soñamos con crear un sistema articulado de educación superior”.

Mónica Jiménez de la Jara, fundadora y primera Presidenta de AEQUALIS Foro de Educación Superior.

 

Gracias a una profesional de excelencia y a una gran mujer

A los 79 años falleció Mónica Jiménez de la Jara, fundadora del Foro de Educación Superior AEQUALIS. Asistente Social de la Pontificia Universidad Católica de Chile y máster en Educación para el Trabajo Social de la Catholic University of America, siempre destacó por su profunda vocación social que la llevó a consagrar su vida al servicio público. Jugó un papel muy relevante en la contribución al mejoramiento de la educación chilena, tanto a nivel escolar como de enseñanza superior.

Estos los hizo desde distintos frentes, destacando su labor como Ministra de Educación durante el primer Gobierno de Michelle Bachelet, luego de lo cual decidió crear el Foro de Educación Superior AEQUALIS, tarea en la que contó con el apoyo del entonces rector de Inacap, Gonzalo Vargas y de Hernán Araneda, gerente del Centro de Innovación en Capital Humano de Fundación Chile. El propósito fue crear una instancia articulada de debate pluralista y propositivo en torno a políticas de educación superior, desde la sociedad civil, que se hiciera cargo de las características del nuevo estudiantado, de la necesidad de expansión de la cobertura, de las necesidades permanentes de educación a través de la vida, y de las demandas de capital humano que se harán desde el potencial de desarrollo del país.

Su cargo de presidenta de AEQUALIS lo dejó cuando concurrió a representar a Chile como embajadora, en el segundo Gobierno de Michelle Bachelet, primero ante El Vaticano y luego en Israel.

Mónica Jiménez también colaboró con la educación chilena desde su cargo como rectora de la Universidad Católica de Temuco y siendo parte del Consejo Asesor Presidencial de Educación Superior  en 2006. También integró las juntas directivas de la Universidad Católica Silva Henríquez, Universidad Alberto Hurtado, CFT ENAC y en Enseña Chile. Fue asesora de la rectoría de INACAP; entre 1984 y 1985, ejerció como presidenta de la Asociación de Académicos de la Pontificia Universidad Católica, y de 1987 a 1990 integró el Consejo Superior en representación de los académicos. Fue directora ejecutiva de la Corporación Educacional APRENDER y de la de la Corporación Participa. Por otra parte, desde 2001 a 2006 lideró el proyecto interuniversitario Universidad Construye País, el cual contó con la coordinación de Corporación Participa y Fundación Avina y que se distingue por ser uno de los principales programas iberoamericanos dedicado a la formación de líderes socialmente responsables.

Entre sus distinciones, destacan las recibidas en 1985 por el Consejo Mundial de Educación; el Democracy Award National Endowment for Democracy Washington D.C.; en 1991, y la otorgada por el Presidente de la República, Patricio Aylwin Azócar por su participación en la Comisión Verdad y Reconciliación donde colaboró en la redacción del Informe Rettig. También presidió la Comisión Justicia y Paz, organismo de la Conferencia Episcopal de Chile y fue parte del Consejo Consultivo de la Fundación Paz Ciudadana.

Pese a todos estos importantes roles y cargos, Mónica Jiménez se destacó sobre todo por sus cualidades humanas, entre las que destacaron su inteligencia, entrega, humildad y bondad, las que son reconocidas ampliamente por todos quienes la conocieron.