Foro AEQUALIS rinde emotivo homenaje a su fundadora Mónica Jiménez de la Jara

04 de septiembre de 2020 - 21:49 hrs.


Las cualidades humanas y profesionales de Mónica Jiménez de la Jara fueron destacadas por las más de cincuenta personas que asistieron al homenaje póstumo que le ofreció el Foro de Educación Superior AEQUALIS a quien fuera su principal impulsora y fundadora.

Inició la ceremonia el presidente de AEQUALIS, Dr. Iván Navarro Abarzúa, quien realzó la vitalidad y capacidad de innovar, características que siempre la distinguieron en todos los cargos públicos que ocupó, tales como el de ministra de Educación, rectora de la Universidad Católica de Temuco y embajadora de Chile en El Vaticano e Israel, así como los esfuerzos que desplegó en materia de derechos humanos y su entrega a las causas sociales y cristianas.

Respecto de su legado, Navarro dijo que Mónica Jiménez “nos dejó un camino ancho por el cual debemos avanzar” y que, “siguiendo su ejemplo, desde el foro se continuará contribuyendo desinteresadamente, en forma pluralista y participativa, al mejoramiento de la educación superior de nuestro país”.

Un modelo a seguir

Luego habló la periodista Eliana Jiménez de la Jara, quien en su intervención hizo un recorrido por su vida desde la perspectiva de hermana. En lo familiar, habló de cómo al ser la mayor de seis hermanos siempre tuvo una actitud acogedora y protectora, siendo como una segunda madre y un modelo a seguir.

Desde el punto de vista profesional, comentó que, como lo pudo percibir en los cuatro años que la acompañó en AEQUALIS, Mónica hacía sentir que siempre había algo que aprender. “Era comprometida, inteligente, alegre, sabia, de espíritu inquieto. Así era ella y así la recuerdan los que la conocieron. Se fue con mucha paz y agradecida. Recibí tanto amor de su parte que sólo me queda dar gracias a Dios por su existencia”.

Gonzalo Vargas, ex rector de INACAP, participó con Mónica Jiménez en la fundación de Aequalis. Desde ese plano, recordó su fuerza, su prestigio y capacidad de convocatoria que, a su juicio, fueron esenciales para reunir a personas interesadas en trabajar por una mejor educación superior para Chile. “Tuve la suerte y el privilegio de haber trabajado con ella y de poder apreciar su capacidad de trabajo, su liderazgo, su calidad humana y su profunda fe cristiana”.

Amor por el trabajo bien hecho

Luego habló el ex subsecretario de Relaciones Exteriores Edgardo Riveros quien coincidió con Mónica Jiménez en distintos frentes. Como ejemplo citó el gran aporte que ella hizo en el Informe Rettig y su labor como ministra de Educación cuando él estaba en la Subsecretaría General de la Presidencia.

“Algo que destacaba a Mónica era que, aparte de hacer cosas, sabía escuchar y pedir ayuda para poder resolver bien. Llegó al Ministerio de Educación en un momento muy complejo y puso su pasión y su capacidad de reflexión al servicio de una causa muy importante y significativa del gobierno de la presidenta Bachelet. Tenía amor por el trabajo bien hecho. Siempre tenía argumentos sólidos y bien fundados, nunca improvisados”.

También se refirió al enorme desafío que significó para ella ser embajadora en El Vaticano y la excelencia con que desempeñó el cargo, igual como ocurrió luego en la embajada en Israel.

El secretario ejecutivo de AEQUALIS Gonzalo Puentes recordó con especial cariño y emoción su trabajo junto a Mónica, tanto en la Universidad Católica de Temuco como en el Foro AEQUALIS donde la acompañó desde su inicio.

“Al poco tiempo de conocerla como persona quede encandilado por su manera de ser, por su cercanía, por su confianza, por su trabajo en equipo, por su enseñanza y sueños”, destacó Puentes.

Concluyó alabando su pluralidad, generosidad y espíritu de servicio. “Ella sabía escuchar y siempre quería aprender. Es la mujer más extraordinaria que he conocido en mi vida”.

Finalmente, el Dr. Iván Navarro agradeció la presencia y motivación de los asistentes a este homenaje en línea y los invitó a rezar un Padre Nuestro “porque Mónica era profunda cristiana e hija de Dios”.

Otros testimonios

Tatiana Sánchez

Qué noble es ser agradecidos, reconocer el aporte y grandeza en los otros. Gracias por este homenaje. Gracias Mónica por ser una pionera en educación, buscadora, inquieta por su coraje y valentía en tiempos de transgresión a los Derechos Humanos, por su profunda fe y coherencia cristiana que siempre buscó el bien común y proteger a los más desvalidos.

Juan Pablo Beca

Trabajé con Mónica en Participa y en la Universidad Católica de Temuco. La conocí cuando era estudiante de derecho y me incorporé como voluntario en Participa motivado por su visión de Chile y la necesidad, como cristianos, de aportar a que la democracia pudiera comenzar a funcionar.

María Recart

Mónica es una mujer cuyo paso por esta vida dejó profundas huellas. Una gran persona, humanista, generosa, alegre, integra, consecuente. Vuela alto Mónica y gracias por todo lo que nos enseñaste.

Chantal Jouannet

Creo que Mónica nos deja muchos desafíos. El no olvidar el sentido de una educación de calidad, de preocuparse para que todos tengan los mismos privilegios, no olvidar de reflexionar y saber que estamos formando integralmente y que nuestros egresados deben contactarse con la realidad y ser grandes ciudadanos. Estamos desafiados por Mónica a no dejar de colaborar entre las instituciones de educación superior. Se fue una de las mujeres más importantes e mi vida.

Margarita Villena

Qué noble es ser agradecidos, reconocer el aporte y grandeza de los otros. Gracias por este homenaje de AEQUALIS. Gracias Mónica por ser una pionera en educación, buscadora inquieta, por tu coraje y valentía en tiempos de trasgresión a los Derechos Humanos, por tu profunda fe y coherencia cristiana que siempre buscó el bien común y promover a los más desvalidos.

Hernán Araneda

Mi gratitud a Mónica desde aquellos días en que me invitó a coordinar la primera comisión de formación técnico profesional en 2009, oportunidad que le agradezco profundamente. Este esfuerzo de alguna manera se continúa luego con AEQUALIS, otra más de las iniciativas en que movilizó a muchas personas logrando levantar nuevas voces en materia de políticas de educación superior. Su calidez, claridad de objetivos, persistencia, capacidad de construir confianza y adhesión fueron ejemplares.

Marcelo Nöel López

A Mónica Jiménez de la Jara la conocí como rectora de la UCT, donde trabajé con ella desde mi posición de analista sectorialista del programa MECESUP, en el proceso de seguimiento de los innumerables proyectos institucionales. Pude vivenciar en cada visita en sus años como rectora todo su liderazgo, visión de futuro para la universidad en la región, sentido de lo humano, el amor por el prójimo y la exigencia para el logro de las iniciativas académicas. Agradezco sinceramente haber podido compartir con la rectora durante esos años de mucha ilusión y desafíos para la UCT.

Enrique Montenegro

Fue un regalo que agradezco el que desde los inicios del Foro de Educación Superior AEQUALIS, Mónica me  haya invitado a participar. Al formar parte del foro, desde un comienzo encontré especialmente notables en Mónica su carisma, su mística, su capacidad de convocatoria  y su convicción profunda y apasionada por una educación inclusiva y de calidad en nuestro país. Aprecié que  ella también tenía la virtud de  una mirada larga e integrativa que la caracterizaba, capaz de comprender las necesidades, los sentimientos y las emociones de las personas, de todas las personas. De ahí que sus compromisos cívicos y ciudadanos  siempre fueron relevantes para ella durante toda su vida.

Su talento y entusiasmo constructivo contagiaban y seducían  y en la otra cara de sus méritos se apreciaba y era  explícita su enorme responsabilidad social. Al respecto, me atrevo a pensar que, como fruto de este don, evidente en ella puede haber germinado la idea de tener un foro abierto con actores comprometidos en reflexionar y aportar en políticas públicas para superar desafíos en la educación superior para las nuevas generaciones de su querido país. Gracias Mónica, es de esperar que el árbol que plantaste tenga cada día más raíces, fuertes y profundas.

VER VIDEO