Boletín de docencia Número 2-2021 Los desafíos de la salud mental
agosto 02, 2022

No hay duda de que vivimos tiempos que, en perspectiva, serán considerados como puntos de inflexión en la historia del mundo. Nunca antes tuvimos la posibilidad de dejar de movernos sin dejar de estar activos, y debemos estos avances al desarrollo de la ciencia y la tecnología, que nos han permitido transformar la forma en que nos relacionamos y confinarnos por temporadas mucho más prolongadas que las de generaciones que nos precedieron, sin necesariamente dejar de desarrollar nuestras actividades.

¿Cuánto afectarán estas relaciones mediadas por tecnologías el desarrollo de competencias actitudinales que los estudiantes no han podido trabajar? ¿Cómo será la adaptación de estos grupos de estudiantes a los espacios de aprendizaje presencial? ¿Cómo se cumplirán las expectativas del ansiado retorno, y cómo afectarán las nuevas dinámicas de aprendizaje?

¿Qué podemos hacer como formadores en este marco? Ciertamente, no podemos prever lo que traerá el mañana, ya que como señala Robert Colville, vivimos una gran aceleración de los cambios en el mundo y en las formas de relacionarnos que nos impide visualizar los efectos de manera programada. ¿Cómo abordar este mundo que cambia de la noche a la mañana? Más que nunca, debemos cautelar nuestros principios, y considerar, dentro de ellos, el cuidado de la salud mental de nuestras comunidades educativas, otorgando los espacios de tranquilidad, certeza y seguridad que el mundo a menudo no puede proveer.