VINCULACIÓN CON EL MEDIO

Diálogo y colaboración: las claves que ofrece la UFRO

Eduardo Hebel, el 09 de mayo de 2022 - 00:28 hrs.


(Eduardo Hebel Weiss,Rector Universidad de La Frontera).- Definitivamente el país necesita entenderse, comprenderse y dialogar. Los ciudadanos y ciudadanas de esta larga y angosta faja de tierra requieren que se les escuche. Los territorios y su gente necesitan del diálogo y escucha activa, particularmente en La Araucanía.

Y para ello, todas y todos los interlocutores deben estar preparados; las instituciones dispuestas y los líderes listos para escuchar eso que no quieren pero que es fundamental, a la vez de flexibilizar sus rutas de trabajo y colaboración.

Como Universidad de La Frontera, nos ponemos al servicio de la institucionalidad para aportar con todo el expertizaje que hemos desarrollado por décadas. No somos novatos en esta materia. Nuestros académicos y académicas llevan años estudiando y generando conocimiento en torno a las posibilidades del territorio y su gente, y todas las áreas que implican una convivencia intercultural al alero de una de las regiones más ricas en cuanto a diversidad de actores.

Convencidos de que a través del diálogo y el mutuo entendimiento podemos alcanzar alianzas maravillosas y exitosas, es que hemos generado numerosas instancias de acercamiento y relacionamiento con los habitantes de esta tierra.

Con la experiencia que nos ha dado la investigación y el real contacto con el otro, hemos aprendido a conocer a nuestra gente, comprendemos sus necesidades, sabemos de sus dolores. Todo ello, coronado por una perspectiva académica, de excelencia y rigurosidad.

Desde esta casa de estudios hemos apostado con convicción por el diálogo como único medio para la transformación que el país necesita. Tenemos camino recorrido, tenemos las herramientas para convivir de manera armoniosa, brindar una colaboración con calidad y sentido, y conscientes de lo que sucede en el territorio.

Estamos abiertos y dispuestos a explorar junto a las autoridades nacionales, el gobierno regional, los municipios y el sector privado-productivo, las posibilidades que se presentan en este escenario, porque estoy convencido que ningún esfuerzo será en vano, y que todos los habitantes de Chile, y en especial de La Araucanía nos merecemos la oportunidad de avanzar y colaborar para que el Estado chileno, sus habitantes  y las comunidades que se sienten marginadas puedan llegar a acuerdos fructíferos y duraderos.