Transformando el sistema de educación superior: Propuesta de Aequalis para una política nacional

Edición general
(edición)
Transformando el sistema de educación superior: Propuesta de Aequalis para una política nacional

El presente documento es el resultado del trabajo de un grupo de académicos y especialistas proveniente de distintas instituciones de educación superior y centros de estudios que, desde distintas posturas y perspectivas, y motivados por la urgencia de las transformaciones que el país necesita, ha reflexionado y dialogado en torno al tema y elaborado una propuesta de Política Nacional de Educación Superior.

Esta propuesta parte de la convicción de que ya no es posible realizar meros ajustes, perfeccionamientos o medidas paliativas en la educación superior, sino que hay que reconstruir el sistema en su conjunto, redefiniendo su significado social desde una perspectiva de responsabilidad pública. Hemos avanzado sustancialmente en términos cuantitativos; ahora se hace indispensable impulsar un salto cualitativo a partir del cual el sistema recupere coherencia, consistencia y coordinación interna en un marco de alta participación y deliberación social.

Los principales desafíos a los que debe responder el sistema de educación superior (SES) chileno son similares a los que enfrentan distintos países a nivel mundial. Entre los más importantes se encuentran el explosivo aumento de la matrícula, en todos sus niveles, asociado a una diversidad de perfiles de ingreso; cambios en la cultura, en la vida social y política, y en las estructuras productivas y en las actividades principales de las ramas

económicas, que exigen nuevos conocimientos, habilidades, destrezas y actitudes. Es así como hoy se reconoce que la educación es un proceso que se realiza a lo largo de la vida y, por consiguiente, exige articulación de los distintos niveles formativos, con entradas y salidas transparentes y reconocibles. Asimismo, se considera el desempeño diferencial de diversas funciones institucionales, y la necesidad de valorarlas, a cada una de ellas, en el contexto en que se desarrollan. Se acepta también que es muy importante velar por un desarrollo nacional equilibrado, promoviendo el potencial de las regiones para contribuir a su crecimiento y al del país como un todo. Por último, pero no por eso menos importante, se estima muy relevante mejorar los mecanismos de financiamiento de la educación superior que han puesto una carga excesiva en las familias.